Chaquetas con personalidad


¿Por qué vestir iguales? ¿por qué seguir el estilo de todos? ¿por qué no innovar y ser auténticamente genuinos en nuestra forma de vestir? No ir a la moda, no, sino crear moda, crear identidad de nuestro vestuario. Por ejemplo, vistiendo chaquetas personalizadas. En la línea de 'hazlo tú mismo'. Pero ¿cómo?. A éso vamos, a explicártelo de manera sencilla con dos fórmulas. Parches y teñidos.

Valor añadido

Chaquetas personalizadas

Lo de los motivos es sencillo, sólo hay que utilizar elementos añadidos, con valor añadido. Añadiendo parches, con motivos y con colores según nuestro gusto, según nuestra inspiración. Puedes tener una chaqueta tipo bomber, sencilla, en un solo color y pegarle parches que sigan tu estilo. Si amas la naturaleza, ya sabes, colócate símbolos que indiquen tu amor por la sostenibilidad, por el reciclaje activo, por los animales. Si te gusta viajar, ponle a tu chaqueta personalizada emblemas de los lugares que te gustan. Siempre en lugares que los hagan muy visibles. Y así hasta el infinito y más allá: grupos musicales, música, aficiones. Con parches comprados o bordados diseñados por ti. ¿Qué te parece la idea?

Cambios de color

También puedes hacer algo más transgresor. Cambiar el color de las chaquetas personalizadas. Hay tintes duraderos que te permiten dar color estable y persistente a cualquier prenda. Sí, en casa. Con acabados profesionales. Para ello, no vale cualquier chaqueta. Debes elegir una prenda con un color claro, a ser posible blanco, y sin motivos como listas, cuadros o bandas. Todo, para facilitar el teñido. Un tono oscuro haría cambiar el acabado final. Aunque, para ser sinceros, todo depende de lo transgresor que quieras que sea el acabado. De ti depende. Ni que decir tiene que con un cambio de tono, podrás combinar colores con tus prendas preferidas. Chaquetas con personalidad propia ¿Te animas?